31/8/12

Noche de medallas y rica cena

Aquellas personas que me conocen saben que soy la descripción perfecta del chico matadito introvertido de la escuela, pero claro por mi no hay problema ya que semestre a semestre mi universidad honra el orgullo nerd que todos tenemos, otorgando un reconocimiento a aquellos, como yo, sacan 10 de promedio final al concluir un ciclo escolar.

100_4727

Este año no fue la excepción (creo que algún día de estos voy a tomarme una foto con mis medallas al más estilo de Michael Phelps, jaja), y me otorgaron dicho premio.

Claro, la ceremonia aburrida... así que vamos a lo bueno: la celebración.

Como ya me conocen, no hay nada mejor que premiarse con comida, pero esta vez, no quería ir a un restaurante pomposo, lleno de meseros corriendo y murmullos entre las mesas, así que le dije a mi amigo y maestro de Gastronomía, el chef Juan Carlos, que nos organizara algo privado y especial entre las personas que más aprecio.

Así que justo termino la clicheada ceremonia nos dirijimos a la Panera del Chef (un lugar Gourmet escondido en mi colonia en Oaxaca), para disfrutar de la sabrosa cena.


El menú: INCREÍBLE y afrancesado (como a mi me gusta). Iniciamos con una sopa de cebolla al más estilo clásico francés, en un pan campesino. El pan remojado con el fondo de res te invita a continuar.

100_4729

Para el segundo tiempo, una rica posta de salmón con piel crocante en una salsa muy minimalista ya que sólo llevaba 4 ingredientes: miel de maple, jengibre, salsa de soya y aceite de cacahuate, sobre un puré de camote con tropiezos de maní y unos brócolis para regresar la frescura al plato.

100_4730

Y para el gran final, un postre especial para chocófilos como yo y como lo nombra el chef: Decadencia de chocolate, de que vá?, una rica tarta de chocolate sin harina, sin huevos, sin azúcar, sólo un vil chocolate 90% cacao temperado y delicadamente cuidado para que la consistencia fuera suave y cremosa.

100_4731

Para maridar esta rica cena, un buen tempranillo (vaya que este vino como ha sido una locura).

En fin la cena terminó con un buen café (porque quién iba a dormir está noche) y con el estómago lleno y felíz.

100_4733

Así fue toda esta experiencia gourmet a sólo unos pasos de la casa, esperemos como va el siguiente año porque tengo ganas de volver a repetir.

6 comentarios:

  1. Ay, Mario que rica cena.
    Una vez más te felicito por tus resultados y comparto tu alegría.
    Abrazo,
    Vero

    ResponderEliminar
  2. Mario te felicito sé que eres muy esforzado y sabes mucho para nada matadito uno puede ser calladito y saber mucho:))
    la comida se ve maravillosa! besos

    ResponderEliminar
  3. me encanta la comida francesa Mario!

    ResponderEliminar
  4. enhorabuena MARIO el año que viene volverás a triunfar con tus notazas, estoy mas que segura! un besazo

    ResponderEliminar
  5. Que orgullo! Felicitaciones... que bueno por tus logros y lo mejor, saberse recompensar con tan especial celebración.
    Cierto, no siempre se disfruta en lugares grandes, masivos, sino en la tranquilidad de un buen espacio y calidad de compañia. En horabuena mi estimado!

    ResponderEliminar
  6. FELICITACIONES MI MARIO Y QUÉ LINDO TE VES DE TRAJE, EL MENÚ ME HA ABIERTO EL APETITO, DE LUJO, Y COMO A MI TAMBIÉN ME GUSTA LO AFRANCESADO, MEJOR TODAVÍA. BESOTES

    ResponderEliminar